Saborea los mejores platos típicos de España más frescos y sabrosos que aliviarán los días de bochorno del verano.

Cafe Madrid pone en tu mesa las comidas típicas de España para esos días de verano en que el termómetro está a punto de estallar. Recetas heredadas de antaño, frescas, sabrosas y capaces de reanimar a cualquiera incluso cuando ni el aire acondicionado lo consigue.

El gazpacho: el más solicitado durante el verano

Hay dos cosas que resultan básicas para sobrevivir al verano: pegarse una buena siesta y saborear un gazpacho. La receta tradicional de Andalucia tiene como ingredientes básicos los tomates bien maduros, el pimiento verde, la cebolla, el aceite de oliva, y el vinagre de vino blanco. Su presentación en la mesa viene acompañado con cuadraditos de pan frito. En Café Madrid tenemos una receta espectacular  para, aunque la sencillez de su preparación otorga un resultado exquisito incluso a los menos avezados a la cocina.

El salmorejo: para los amantes de las recetas exigentes

Primo hermano del gazpacho, el Salmorejo es otro de los platos típicos de España que proviene de Córdoba. Su preparación parte de un majado de miga de pan, con ajo, vinagre, aceite de oliva, sal y como no: tomate. Al agregarle pan esta receta resulta más contundente que el gazpacho y su textura se aproxima más a la de un puré. Como curiosidad debes saber que al principio esta receta se hacía sin contar con uno de los que ahora se ha convertido en su ingrediente principal: el tomate. Si quieres probar uno de los salmorejos más sabrosos, nuestra recomendación es que vengas a Café Madrid.

El ajoblanco: la sopa fría por excelencia

El ajoblanco es especialmente popular en Andalucía y Extremadura. Esta antiquísima receta que se ha ido transmitiendo de generación en generación es una de las comidas típicas de España y una de las más socorridas cuando el calor derrite cualquier deseo de comer. Almendras crudas, ajo, aceite de oliva, vinagre y pan son los principales ingredientes que necesitarás para degustarlo. ¡Como ves todos ellos absolutamente asequibles y fáciles de preparar! A la hora de servirlo puedes acompañarlo de uvas peladas y despepitadas.

Pulpo a la gallega

Este auténtico festín para el paladar es el orgullo de Galicia y resulta tan irresistible que se ha convertido en el best seller de la gastronomía española. El pulpo a la gallega se suele elaborar cociendo el pulpo entero, los expertos recomiendan usar una olla de cobre, hasta ablandar su carne. Muchos utilizan la técnica de “asustarlo”, es decir, sumergir el pulpo hasta tres veces durante unos segundos en agua hirviendo para que conserve su piel y solo después dejarlo hervir hasta que esté completamente cocido. Finalizado el proceso, se sirve cortado en rodajas. Es muy habitual encontrarlo sobre un lecho de patatas hervidas cortadas también en finas rodajas y cómo no, espolvoreado con un poco de pimentón.

La tortilla de papas: un clásico en la dieta mediterránea

No podíamos dejar de nombrar una de las comidas típicas de España: la tortilla de papas. La simplicidad de este plato compuesto principalmente de huevo y papas y la sencillez de su preparación lo han convertido en la opción ideal para cualquier tipo de situación. Podrás hallarla en cualquier rincón de España, incluso en los restaurantes más refinados, y es que hasta el reconocido Chef de Café Madrid se ha dejado seducir por el sabor de este clásico de la cocina ibérica.

Son innumerables los platos ideales para saborear en verano y seguro que se han quedado muchos sin nombrar. Por eso te invitamos a que compartas tus recetas preferidas con nosotros para degustar de un menú diferente cada día del verano.

RESERVA TU CENA DE EMPRESA
Enviar por WhatsApp