Los berros son unas plantas muy consumidas sobretodo en la cocina canaria, siendo habitual su inclusión en potajes, purés y cremas (el potaje de berros es un buen ejemplo en este sentido). Aunque sus beneficios no son solo nutricionales, ya que también aporta propiedades medicinales, motivo por el cual es bastante utilizada desde hace siglos en muchísimos remedios caseros.

Se caracteriza por ser una planta perenne, y la podemos encontrar sobretodo en los pantanos o arroyos de aguas claras. Es originaria de Asia y Europa.

Propiedades medicinales de los berros

Desde un punto de vista medicinal, el berro destaca por sus cualidades expectorantes, antivirales, febrífugas y antibronquíticas. De ahí que se convierta en un remedio tradicional en caso de gripe, resfriados, catarro y fiebre (común, por tanto, entre los meses más fríos del año, sobretodo en otoño e invierno).

Su consumo es interesante en dietas de adelgazamiento y depurativas, gracias a sus cualidades diuréticas y depurativas. Un buen ejemplo es la maravillosa infusión de berros, que ayuda a la hora de depurar nuestro organismo y eliminar toxinas.

Es un buen depurativo del hígado, al ayudar a limpiarlo y facilitar su recuperación. Por tanto, los berros son interesantes en la depuración del hígado, gracias a sus cualidades naturales para limpiarlo y depurarlo. También es útil para la vesícula biliar y los riñones, al prevenir la formación de piedras o cálculos.

Aplicado externamente puede ayudar a prevenir la alopecia, aunque de momento no se han realizado muchos estudios científicos que ayuden a constatar este beneficio.

Beneficios de los berros

  • Diurético y depurativo: ayuda a depurar el organismo, evitando la acumulación de toxinas que nuestro cuerpo no necesita.
  • Limpiador hepático: útil a la hora de limpiar el hígado de forma natural, facilitando a su vez su recuperación.
  • Gripes y resfriados: gracias a sus cualidades antivirales y expectorantes, los berros se aconsejan en caso de gripes y resfriados. Además, ayuda a bajar la fiebre.

Además, es un alimento muy bajo en calorías y perfecto para acompañar los platos de una dieta equilibrada como ensaladas, cremas o caldos.

Para elaborar un buen potaje de berros, un dia antes, tenemos que poner en remojo las judías y las costillas. A la hora de cocinarlo, le cambiamos este agua por una limpia.

Lo primero es limpiar y picar el manojo de berros para seguir después con las patatas. Los echamos en el mismo recipiente que las costillas y las judías. El agua de la cazuela debe cubrir los ingredientes por completo. Le añadimos un poco de aceite y sal, solo un poco teniendo en cuenta que las costillas ya están saladas.

Mientras se va cocinando al fuego, cortamos el tomate y troceamos la piña de millo, la cebolla y el ajo. Una vez que lo tengamos, lo echamos a la cacerola.

Removemos todo el contenido mientras se va guisando a fuego fuerte. Cuando hayan pasado unos minutos mezclando, bajamos a fuego lento y lo dejamos reposar así durante aproximadamente una hora.

Pasado este tiempo, ya está listo para servir. Como plato típico de Canarias, una buena forma de culminar la receta es espolvorear un poco de gofio por encima.

RESERVA TU CENA DE EMPRESA
Enviar por WhatsApp