La mayoría de nosotros estamos familiarizados con esta rica salsa canaria, pero ¿qué sabemos acerca de su composición? Si la salsa es casera su consumo aporta múltiples nutrientes.

El ajo contiene un compuesto llamado alicina, que mejora la circulación y el sistema linfático, aumentando las defensas naturales del organismo. Además contiene vitaminas (A, B1, B3, B6, C) y minerales (Hierro, Sílice, Azufre y Yodo).

La cayena o guindilla tiene una gran uso en medicina natural, por sus propiedades Anti-Inflamatorias, Anti-Fúngicas, Anti-Irritantes, Anti-Gripales, entre otras, que le convierten en un “super” especia.

Los pimientos rojos constituyen una fuente importante de licopeno, betacarotenos y vitaminas C y A, lo que los convierte en uno de los alimentos más desintoxicantes y antioxidantes que se pueden encontrar en el mercado.

Por sus propiedades carminativas, analgésicas y antimicrobianas, los cominos se han utilizado desde la antigüedad para tratar las digestiones pesadas, dolores dentales, anemias o bronquitis.

Conocemos de sobra las propiedades del aceite de oliva virgen extra, destacando las que mejoran las funciones digestivas, metabólicas y cognitivas, y las que ayudan a combatir la hipertensión, la osteoporosis y el colesterol (LDL).

Añade vinagre y sal a esta receta y consúmelo con moderación.

La verdad es que los mojos alegran el plato más simple, convirtiéndolo en algo diferente, incluso chefs de renombre  los están incorporando a algunas de sus recetas, y es que no se puede negar que están muy buenos.

Si te gustó este artículo compartelo con tus amigos.

Y si sabes hacer mojo picón, comenta y dinos como te gusta hacerlo.

RESERVA TU CENA DE EMPRESA
Enviar por WhatsApp