No sólo es uno de los platos más demandados por turistas y viajeros, sino que es, sin duda, uno de los alimentos más consumidos en todos los hogares españoles. ¿Desde cuándo es la tortilla de papas un elemento imprescindible y referente fundamental de la gastronomía española?

Lógicamente, sin papas difícil sería que existiese tortilla de papas. Por eso, la historia de tan popular manjar se remonta al siglo XVI. Antes del descubrimiento de América, la papa no era una planta que se cultivase en Europa. Fue Pizarro quien, en 1537 trajo al viejo continente varios ejemplares de este tubérculo, con el fin de emplearlo como forraje para el ganado. Por aquel entonces, los alimentos que provenían de debajo de la tierra (hortalizas y legumbres en general) se consideraban alimentos venenosos.. Por ello, hubieron de transcurrir dos siglos hasta que la papa fuese aceptada como apta para el consumo humano.

Por otro lado, hay que buscar también el origen de la tortilla. La tortilla tal y como la conocemos hoy día, tiene sus raíces en un alimento romano llamado “ovarum”, que no era más que una torta a base de leche y huevos. En cuanto al momento exacto en que se introdujo la papa en tal receta, existen diversas teorías.

En primer lugar, se dice que una noche, una campesina que habitaba en los bosques de Navarra, recibió en su casa la visita del general carlista Tomás de Zumalacárregui, quien le solicitó refugio y alimento. La economía de la buena señora era limitada y echó mano de lo poco que había en su despensa: de este modo, improvisó un alimento a base de papas, cebollas y un par de huevos. Zumalacárregui quedó fascinado con aquel manjar y pensó que sería una óptima opción para alimentar a sus tropas.

La tortilla española aparece por vez primera en un texto escrito en 1817, en el “memorial de la ratonera”, documento dirigido a las Cortes de Navarra que pretendía denunciar las penurias por las que atravesaba el pueblo navarro. En él aparece la siguiente cita: “…dos o tres huevos en tortilla para cinco o seis, porque nuestras mujeres la saben hacer grande y gorda con pocos huevos mezclando patatas, atapurres de pan u otra cosa…”.

Sin embargo, un reciente estudio realizado por el CSIC, ubica el origen de este popular alimento en Extremadura. Así, según los datos arrojados por tal investigación, la tortilla española tal y como la conocemos nacería en el siglo XVIII, es decir, cien años antes de lo que señala la primera teoría. Así, sería el impulsor de la tortilla el Marqués de Robledo, quien buscaba un alimento barato a la par que nutritivo, para calmar las hambrunas de la época.

Si conoces alguna otra curiosidad sobre este tema, dejanoslo saber en los comentarios.

RESERVA TU CENA DE EMPRESA
Enviar por WhatsApp